Los locales de las avenidas porteñas tuvieron buena convocatoria, en su primer día de reapertura

Se trata de la primera jornada de reapertura de este tipo de comercios, que incluye -con estrictos protocolos- al rubro indumentaria y calzado, en lo que constituye la última fase de la etapa 1 del plan de flexibilización de la cuarentena implementado por el Gobierno porteño.

Los comercios no esenciales ubicados en avenidas de alta circulación de la Ciudad de Buenos Aires reabrieron hoy sus puertas, con un flujo constante de gente que se acercaba a los locales a preguntar precios y realizar compras.

Según pudo observar durante una recorrida, un flujo constante de gente se acercaba a los locales, ubicado en avenidas de alta circulación, excepto los que se ubican en la avenida Avellaneda (entre la calle Terrada y Bahía Blanca), y en el sector del barrio de Once delimitado por la avenida Rivadavia y las calles Boulogne sur Mer, Lavalle y Larrea.

También quedaron excluidos de la reapertura los locales y centros comerciales ubicados en los centros de trasbordo de Retiro, Constitución, Once y Liniers, según lo pautado por la gestión porteña en el marco de su plan de reaperturas.

En la zapatería de Camila y Alejandra, en la esquina de Cabildo y Juramento, en el barrio porteño de Belgrano. «Abrimos desde hoy y estamos entusiasmadas después de tanto tiempo de estar cerrado. Se vendía por internet y WhatsApp pero el ingreso no es el mismo; necesitábamos que la gente pueda venir y ver los zapatos», contaron.