El Castillo de Sandro, un nuevo centro cultural para conocer y disfrutar

Los ídolos populares son inmortales. Permanecen en la memoria como una galería de recuerdos donde el cariño unido a la identidad, sellan un vínculo más  poderoso   que el paso del tiempo. Porque los ídolos populares, desde su impronta que los hace únicos e irrepetibles, escapan al olvido, porque fueron, son y seguirán siendo elegidos con auténtica devoción una y otra vez. Y qué aporte trascendente para el adn argentino, cuando surgen y se  ponen en marcha iniciativas, que como en este caso, tienen como objetivo el merecido  homenaje a un grande, el querido Roberto Sánchez, a través de  la puesta en valor de  parte de su  atractivo legado. Dialogamos con Luis Ortiz, uno de los responsables de la movida.

NEC: ¿Qué  significa para vos y equipo la posibilidad de  llevar adelante un proyecto de estas características desde el Castillo de Sandro, sobre la tradicional Avenida Pavón al 3939, en Boedo? ¡Nada  más, y nada menos!

LO: Gracias  por ayudarnos a difundir este proyecto tan importante y especial para nosotros, para la Ciudad y por supuesto para el barrio. Para mí es un orgullo, un placer y una responsabilidad muy grande. No es fácil generar el encuentro en un momento donde las comunidades son destruidas por tecnologías de aislamiento y la mercantilización de la cultura.

NEC: ¿Cuáles son las principales propuestas que comenzaste a desarrollar  junto a Pablo Ferraudi, entre otros colaboradores?

LO: Desde una Asociación Civil construimos día a día el Centro de las Artes y la Viticultura Argentina, el Cultural CAVA. Por un lado la idea es abarcar una amplia gama de actividades culturales, formativas y comunitarias. Concretamente contamos con más de cincuenta cursos, talleres y seminarios, sobre literatura, teatro, música, danza, sustentabilidad, viticultura, gestión cultural, como así también disciplinas orientadas al bienestar físico y emocional. Por otro lado, nuestro propósito es organizar visitas guiadas al mítico Castillo de Sandro declarado de interés cultural por la Legislatura Porteña, pero además, deseamos que el espacio se transforme en un escenario permanente para shows musicales, puestas teatrales, exposiciones, cata de vinos, presentaciones de libros, exhibición de documentales, charlas, etc. Junto a Pablo-el hijo de Olga Garaventa viuda del popular artista-desarrollamos un bar temático en homenaje a Sandro, en donde además de escuchar su música, los visitantes podrán descubrir sus instrumentos musicales, fotos, recuerdos, objetos, y hasta documentos históricos, como los manuscritos originales de algunas de sus canciones. De manera que todos aquellos que decidan visitarnos puedan convertirse en protagonistas de experiencias gratificantes y enriquecedoras que contribuyan al crecimiento personal.

LO: Todo este largo período de aislamiento social que hemos pasado, junto  al  distanciamiento que seguramente se prolongará, nos ha llevado a repensar en los modos de encuentro y en la forma de llevar a cabo las actividades, donde sin lugar a  dudas, la virtualidad se impone. Hemos avanzado en un acuerdo con una Universidad para llevar a cabo cursos y seminarios sobre gestión cultural que permitan profesionalizar la carrera, que impulsen emprendimientos culturales de calidad  que consideramos  necesarios. Esperamos con entusiasmo poder realizar en breve las convocatorias. Junto a la Asociación Metropolitana de Editores Periodísticos, AMEP, a partir de la iniciativa de su Presidente Mario Bruno, le estamos dando forma a una Radio vía streaming con programación en vivo,  que  por supuesto post- pandemia cobrará un gran impulso!NEC: En tiempos de cuarentena, ¿qué otras alternativas te interesarían sumar, ya estás trabajando desde esa perspectiva?

NEC: ¿De qué manera  sustentas los gastos? ¿Recibís algún subsidio?

LO: Este tipo de proyecto sólo se puede llevar adelante cuando a tu alrededor existe gente comprometida, que pone su esfuerzo y su pasión para que   prospere. Cuento con un equipo destacado que trabaja, sin cobrar un peso, para que muchas de las  iniciativas mencionadas puedan avanzar. En cuanto a los gastos básicos, se cubren con sacrificio, poniendo dinero de nuestros bolsillos.  Desde que empezó la cuarentena se han suspendido todos los eventoslos cursos, los shows, el bar está cerrado…La situación que atravesamos todos los emprendimientos culturales es muy delicada, extrema te diría. A  pesar de la buena predisposición del Estado en sus distintos niveles, hasta ahora no disponemos de ningún tipo de exención o ayuda que nos permita sobrellevar este momento.

NEC: Si tuvieras que elegir un par de áreas del Castillo de Sandro, una edificación impactante, de estilo medieval, ¿cuáles serían y por qué?

LO: Me cuesta elegir, es un lugar mágico, con detalles increíbles y con una energía muy especial.  Podría decirte que el segundo piso resume un poco de todo eso: un auditorio muy íntimo, en donde se ubicó la oficina de Sandro, un espacio de arte encantador, una sala de catas y degustaciones y una pequeña terraza en la parte posterior, aislada de ruidos y con una vista al oeste casi totalmente despejada, donde se puede apreciar la caída del sol al atardecer y deleitarse con las maravillosas lunas llenas.

NEC: Tengo entendido que Olga Garaventa les brindó cooperación desde el minuto cero, que les facilitó  objetos del  Gitano  para su exhibición, ¿qué nos podes comentar al respecto?

LO: Olga es una persona muy cálida, de una sencillez increíble y que nos ha apoyado desde el primer día. Sólo tenemos palabras de agradecimiento para ella, para Pablo y para su familia. Poco a poco se fueron integrando al proyecto, colaboran en todo lo que está a su alcance para que “el Castillo” logre su máximo esplendor y para que cada visitante pueda vibrar con  el recuerdo de Sandro.

NEC: El Cultural CAVA  cuenta con una Radio ¿cómo surge esta  iniciativa compartida  con el Editor Periodístico y Presidente de AMEP, Mario Bruno?

LO: Cuando comenzamos a diseñar el Centro de las Artes y la Viticultura  nos dimos cuenta que no tenía límites. Esa mirada nos incentivó a soñar y soñamos con tener una radio, una sala teatral, en fin, con varios recursos que permitieran conectarnos como comunidad. Pero abrimos los ojos, aún estábamos restaurando el edificio, muy lejos de abrir las puertas. Por el mes de agosto del año pasado, Mario Bruno se acercó para hacer una nota y mientras recorríamos el Castillo nos contó acerca de la existencia de Radio AMEPde su intención de hacerla crecer  y de los problemas que se le planteaban por carecer de un estudio.  El resto fluyó naturalmente, nuestros sueños se volvieron colectivos, encontramos un lugar en donde podríamos montar el estudio y nos pusimos a trabajar para concretarlo.  Hoy Radio AMEP se emite desde el Castillo y cuenta con estudio propio deseoso que pase la cuarentena para arrancar con una variada e inclusiva programación en vivo. Ya estamos emitiendo algunos  programas, pero todavía dadas las circunstancias de dominio público, los envíos son grabados con anterioridad. www.radioamep.com.ar

NEC: Para consultas e informes, los  interesados ¿a dónde pueden  dirigirse?

LO: Pueden comunicarse a nuestras redes sociales @culturalcava o bien a través del whatsapp 11-3484-1201.

¡Bienvenidos al Castillo de Sandro! una cita impostergable con la cultura, la comunicación, y toda  la magia de un ídolo popular, desde  una historia hecha de canciones donde generaciones de argentinos fueron y continúan siendo felices.

Nancy E. Castellanos