Se celebra gastronomía de Francia con colorida feria callejera

La ciudad de Buenos Aires celebró hoy la exquisita gastronomía de Francia con una feria callejera en la que cientos de personas se dieron cita para probar las tradicionales delicias del país europeo.

La actividad se llevó a cabo durante la tarde del sábado en la plaza Francia del barrio de Recoleta, al norte de la capital argentina.

Ese distrito, por sus elegantes edificios y amplias avenidas, ha generado que se describa a Buenos Aires como «la París de América Latina».

El festival gastronómico, denominado «Le Marché», fue organizado por la Asociación Gastronómica Francesa en Argentina.

Contó con puestos de comida y expositores de venta de productos como quesos, mostazas, crepes y diversas variedades de pan.

«Vengan a probar las delicadezas de nuestros restaurantes, panaderos, pasteleros y caterers. La gastronomía francesa es divertida, auténtica, sustentable y deliciosa», invitó el embajador de Francia ante Argentina, Pierre Guignard.

En una jornada otoñal, las personas que visitaron la feria degustaron guisos franceses, sopas, quesos gratinados sobre tostadas y sándwiches.

También hubo espacio para los productos dulces, como macarons, croissants, tartas y chocolates.

«Vinimos a probar las sopas, especialmente la de cebolla y la de calabaza», dijo a Xinhua Solana Colombe, acompañada por su hermana Virginia.

Los puestos de productores locales ofrecieron quesos artesanales, fiambres, panes y chocolates, mientras que locales especializados en productos de importación hicieron lo propio con quesos y mostazas traídos de Francia.

«Conocía la feria pero nunca había venido. Pude probar sándwich de queso y manteca, pero también comprar cosas para tener en casa, como paté, quesos y mostaza de Dijón», remarcó a esta agencia Patricio Moura.

La feria ofreció más que gastronomía, pues incluyó diferentes opciones para toda la familia, como charlas gastronómicas, talleres de reciclaje, alfarería para todas las edades y actividades creativas para los más pequeños.

Además, se celebró un recital de música francesa a cargo de los músicos Dafne Andersen y Matías Pastorini.

Entre los restaurantes franceses que participaron estuvieron, entre otros, «Merci San Telmo», «Macarons de París», «Quesos Fermier», «L’Epi Boulangerie», «Le Troquet de Henry» y «Nomade».

«Fue una tarde ideal. El clima acompañó, comimos cosas ricas, así que todo muy bien», resumió ante Xinhua Hernán Russo.

La feria contó con el apoyo institucional del programa «Buenos Aires Capital Gastronómica», una iniciativa de la alcaldía de Buenos Aires que busca posicionar a la capital argentina como la capital gastronómica de América Latina.

La actividad de este fin de semana es un anticipo de la «Semana de la Pastelería Francesa», que tendrá lugar del 9 al 16 de junio en Buenos Aires, en la que distintos locales de la ciudad ofrecerán un menú especial de delicias dulces con copas de vino, a precios promocionales.