Una adolescente argentina se enfermó en Punta Cana, y piden ayuda para trasladarla

Candela Aylen Saccone, una turista argentina de 15 años, está internada en grave estado en hospital de República Dominicana tras sufrir un edema cerebral. Su estado es grave, con pronóstico reservado y su familia pide ayuda para que la trasladen cuanto antes a Buenos Aires.

La adolescente había viajado a Punta Cana de vacaciones y cuando estaba a punto de regresar, sufrió un desmayo y fue atendida por personal médico del hotel. El cuadro se agravó y finalmente fue llevada a un hospital local. Los médicos le diagnosticaron cetoacidosis diabética y recomendaron su inmediato traslado a la capital dominicana para inducirla al coma.

Ana Callero es amiga de la familia y según contó, a partir de este punto comenzó un calvario que parece no tener fin. Durante dos días estuvieron gestionando con la empresa Assist Card para poder llevarla a un hospital de mayor complejidad. Durante ese tiempo la salud de Candela se agravó.

Presentó una inflamación del cerebro, se descompensó y entró en coma diabético. Además comenzó a presentar fallas en los riñones y dejó de tener respuesta a la medicación. Llevarla a Santo Domingo era una prioridad. Finalmente, la trasladaron el viernes por la noche al Hospital General de la Plaza de la Salud, donde sigue bajo tratamiento.

«Fueron dos días de caos y van a venir más difíciles días hasta lograr el traslado a Buenos Aires. Ella no era diabética antes y de buenas a primeras, sufrió un desmayo y entró en coma. Eso provocó una insuficiencia renal y edema cerebral. Estuvimos padeciendo con la empresa Assit Card la lamentable ayuda. Dejar a la gente a la buena de dios por un tema de la cobertura y la póliza que permanentemente impedían el traslado. Contactamos a médicos del Garrahan y nos recomendaron el inmediato traslado a Santo Domingo», dijo Callero.

La cónsul argentina en Santo Domingo, María Emilia Rinaudo, gestionó una cama en la capital dominicana pero la empresa del seguro médico no había dado la autorización en tiempo y forma. Esto complicó la situación de la joven turista. «Ahora está internada y se espera trasladarla a Buenos Aires«, agregó Ana. Su vuelta al país a bordo de un avión sanitario está sujeta a su evolución. Según el último parte médico, aún no está en condiciones de emprender el regreso.

Candela no está consciente en este momento y por lo menos lograron estabilizarla a la espera de que pueda viajar a la Argentina para continuar con su recuperación. «Es un cuadro reversible pero si no se toman las medidas en tiempo y forma se agrava. El pronóstico es supereservado. Ella está supergrave», detalló la amiga de la familia.

«El hotel ayudó, la Cancillería ayudó pero los obstáculos los puso la empresa que debía ofrecer la cobertura. Estoy sorprendida. Estuve lidiando todo el día con los operadores de Assist Card. A la noche un ejecutivo se comunicó conmigo pero cuando esto ya había salido en las redes sociales. Ahí me explicaron que era un problema médico, lo cual no es verdad porque tenemos todos los documentos para constatar que los médicos recomendaron fervientemente el traslado. Lo único para lo que se comunicaban era para decirnos que la póliza se estaba acabando», dijo la mujer.

Toda la familia de Candela está en Santo Domingo. Rocío, una tía de la joven, dialogó con Infobae y dijo que la vida de su sobrina corre riesgo. Lo único que pidió es que la empresa se haga responsable de los costos del traslado de Candela. «Assist Card se hizo cargo del traslado hasta Santo Domingo y desde ahí se desentendió. Traerla tiene un costo altísimo y tienen que responder lo que acordamos», exigió la mujer, quien adelantó que dentro de algunas horas se emitirá un nuevo parte médico. «Nos dijeron que ahora los gastos corren por nuestra cuenta», reiteró.

La respuesta de la Assist Card

Desde la empresa comunicaron a este medio se «han garantizado todos los servicios que la pasajera y sus familiares han necesitado desde el mismo momento en que fue informado del caso, incluso aquellos que estaban fuera del alcance del producto contratado». En ese sentido, aclararon que «la compañía ratifica que se hará cargo de todos los gastos que incurran en la recuperación de Candela» en Santo Domingo y que «trasladarla en este momento a Buenos Aires sería negativo para su salud». «Lo primero y más importante es trabajar en que se recupere», agregaron.

Romina Knecht, también tía de Candela y quien está en Santo Domingo, dijo que la joven permanece inconsciente y reiteró la necesidad de contar con un avión sanitario que la lleve a Buenos Aires, «para que pueda ser tratada en el hospital Garrahan». Respecto del comunicado de Assist Card, la mujer dijo que ahora es necesario que «la empresa se ponga en contacto con el sanatorio donde está internada la adolescente y comuniquen que efectivamente se van a hacer cargo de todos los gastos para la recuperación». Mientras tanto, la familia tuvo que hacer un depósito de 10.000 dólares para que la pudieran atender.